martes, 7 de diciembre de 2010

El primer salto en la Francia ocupada.

INTRODUCCION:

"Normandia 5 de Junio:

Alrededor de las 21:15 horas, el jefe de información del Estado Mayor del comandante en jefe de los ejércitos del Oeste apareció en el comedor de oficiales buscando al General Bodo Zimmerman, Jefe de Operaciones de los Ejércitos del Oeste. El oficial estaba presa de gran agitación, pues el personal a sus órdenes acababa de descifrar un mensaje británico recientemente radiado por la BBC:

-Bercent mon cœur d'une langueur monotone.Era la señal previa a la invasion aliada, pero la gran pregunta era donde?

Tras arduos trabajo, el muro del Athlantico constituia una formidable barrera, pero de nada servia, si el servicio secreto aleman, el Abwehr, no podia concretar el punto y el modo concreto del asalto al continente. Se propuso tener controlada a la Resistencia Francesa, con la idea de que un aumento en sus operaciones pudiera significar un aviso previo a la invasion."


*Saint Marie du Mont, Francia, 6 de Junio. Cuartel Aleman.




En el cuartel de la Whermacht ha llegado varios partes oficiales desde Berlin, poniendo especial hincapie en los referentes a posibles actividades hostiles de la Resistencia Francesa, en concreto, se les ha informado que en el pequeño pueblo cercano de Coleville, la Gendarmeria francesa ha optenido cierta informacion muy necesaria para el Abwehr, pero se desconoce el contenido de la misma.

En el puesto aleman cunde el nerviosismo, todos temen la posible invasion y rezan para que no sea en su zona. Solo pueden esperar las nuevas ordenes que seguramente les llegen desde el Alto Mando en Berlin.

Coleville, Francia, 6 de Junio, granja de monsieur Olivier.




Monsieur Olivier no puede dejar de escuchar la radio, primero fue el mensaje cifrado, y ahora es el General De Gaulle quien hace un llamamiento a la resistencia para la lucha. Algo grande esta en marcha, debe informar a los demas compañeros sin levantar las sospechas de la Gendarmeria.

En breve se pondra en contacto con su contacto en Vierville que le transmitira las ordenas precisas, pero hasta entonces no puede evitar que le suden las manos; teme por su vida y la de su familia, pero tambien por las marcadoras escondidas en el bosque, por la lucha que les aguarda, por no defraudar a sus compañeros y a su patria, lo sabe, sí, el momento ha llegado....

Aldbourne, Inglaterra, 6 de Junio, Aerodromo aliado.

La compañia Easy se encuentra en estado de alerta, por fin han llegado las ordenes.

De madrugada se ha repasado con los mandos el plan de vuelo y se han recordado las zonas de salto, asi como los objetivos de cada compañia. Aunque se sabe que el tiempo se mantendra lo suficiente para hacer el vuelo, se teme que los hombres no caigan todo lo concentrados que debieran, por tanto el mando ha decidido que aparte de las ordenes especificas de cada seccion, se transmita la siguiente orden general:

"Todo soldado paracaidista que se encuentre disponible para la lucha debe mantener su plan de ataque, de no ser posible tendra que:
1- Ser agresivo al extremo, eliminando a todo enemigo con el que se encuentre.
2- Conquistar y mantener aquellos puntos necesarios para mantener abiertas las salidas desde las playas.

3-Contactar con otros elementos, ya sean paracaidistas o resistencia para aplicar los 2 primeros puntos.

"Todos los hombres conocen su cometido, ha llegado la hora, nadie se quiere perder este momento, saben que van a hacer historia...

Con esta sugerente introducción, el pasado día 28 de noviembre disfrutamos de la perfecta conjunción entre airsoft y recreación histórica, recreando y reviviendo el primer salto de la 101 en la Francia ocupada.

El desarrollo de la partida:
El salto desperdigó a la gente de la compañía. El fuerte viento y el fuego antiaereo hicieron deviarse de la ruta al avión que transportaba a los miembros de la compañía E.
Saltar al vacío fue mucho más que un rango de valor, fue un salto al peligro, a la incertidumbre. Atrás quedaban nuestros meses de entrenamiento, nuestras familias y nuestra patria que hasta ahora nos había cobijado y defendido, ahora nos tocaba a nostros hacer lo mismo con ella, aún a riesgo de nuestra propia vida.

Ya en tierra, apenas nos agrupamos el capitán, el cabo, yo, con el brazalete de la cruz roja y otro compañero, apenas cuatro hombres de la compañía, el resto desperdigados, perdido, agrupándose en pequeñas escuadras. Pero las ordenes eran claras, mostrarse lo más agresivos posibles y contactar con miembros de la resistencia, otro priroridad era reagruparnos con el resto de compañia, y así poder presentar un correcto frente de combate.



Gracias a los contactos con la resistencia pudimos municionarnos y encontrar una granja donde descansar y utilizxar como punto de reunión.

Miembros de la resistencia asalataron la gendarmería del cercano pueblo de Culoville, consiguiendo que las autoridades francesas colaboraran con nuestra ofensiva, aunque sabíamos que si la presión alemana volvía, las autoridades no tendrían ningún problema en volver a su anterior statu quo.


Con los miembros de la resistencia local y nuestra exigua fuerza decidimos asaltar el acuartelamiento alemán de Saint Marie.


Lamentablemente el acceso a Saint Marie estaba marcado por dos estrechos pasos que dominaba el ejército enemigo, tras varios intentos de asaltos y viendo como aumentaban las pérdidas en las filas de la resistencia y resultando heridos un par de miembros de la escuadra, decidimos replegarnos y buscar al resto de contingente invasor.

Al regresar a Culoville vimos que efectivamente la gendarmería volvía a estar bajo control nazi.



Aún pudimos hacer prisionero a un miembro de la Whermacht, y con este trofeo, esperamos en lugar seguro al resto de nuestros hemanos de armas.


3 comentarios:

Lacedemonia dijo...

Estupendas fotos. Salvando el detalle del descojone, la del soldado alemán cautivo pasaría por auténtica.

JESUS FIDELIS dijo...

Gracias amigo Lace, lo del detalle del descojone era algo inevitable.

JESUS FIDELIS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.