martes, 18 de junio de 2019

Convocatoria XIII encuentro de Peracense 2.019



Peracense año de nuestro señor 1.219.
 
Las voluntades de los hombres son siempre un misterio que ni el mismo Dios conoce, por tanto nos deja el libre albedrío, para que en cada decisión vayamos forjando nuestra salvación o nuestra condena al fuego eterno. El hombre vive en un círculo de valores, donde tiene que elegir unos y rechazar otros. La existencia según los valores elegidos o rechazados desvela quién es aquel que elige. Lo que hacemos en esta vida, tiene consecuencias en la otra y en algunos casos, también en ésta.

Muchas cosas han acontecido desde el año pasado, en el que el justicia de Daroca, extralimitándose en sus atribuciones, hizo perder la cabeza al de Antillón. Mostrando tan macabro trofeo entre los postulantes a la administración del castillo para la comunidad de Daroca. Como no podía ser de otra forma, tal acción, produjo tal estrépito y algarabía en el Reino que llegó como un huracán al consejo de la Corona. Los consejeros del rey, no lo dudaron por un instante y apartaron  a dicho justicia de sus responsabilidades y cargos para acabar con sus huesos en un lúgubre y húmedo monasterio. Su decisión sobre a que señor le correspondía el gobierno del castillo, se quedó sin resolución. Tema éste que hasta la fecha quedó entre las tareas pendientes del joven monarca.

Finamente, con la primavera recién estrenada y acuciados por las noticias de hambruna y sequía de la extremadura aragonesa, no se ha podido retrasar más la decisión, gozamos de una relativa calma en las fronteras con los agarenos, pero ésta no durará siempre. Así pues, el joven monarca ha decidido retomar para la corona, la tenencia del castillo, otorgándole la confianza al señor de Luna que a pesar de su juventud ha demostrado ya la fortaleza de su brazo, la rectitud de su espíritu y lo que es mas importante en estos tiempos convulsos: la lealtad a su Rey.
Está previsto que en los primeros días de agosto, este joven señor, acompañado de su hueste y del documento real que le ratifica como el nuevo Tenente, tome las riendas del castillo roquero y vele por los intereses de la corona en esta zona azotada por la falta de cosechas y el malestar de un pueblo que se cree olvidado y dejado a su suerte.

©Jesús J. Jambrina  

Os traigo por aquí el cartel fruto del trabajo de Blanca Abad, basado en la foto de J.M. Gali y la convocatoria (de mi autoría), para la nueva edición del encuentro de Peracense.
Para más información ponerse en contacto con nuestro compañero Kruelus y para la inscripción en este enlace:
https://docs.google.com/forms/d/1kNV9KHZ5kdfvBhlNXVMEZ3VYRxnMYD2OHbMLpdGOF2s/viewform?fbclid=IwAR3VgozTlQl9V61DtkhLkcq1_qNOV9BLyI7cQiYnBA_6x88CyPve7aqAflc&edit_requested=true
 
 
 

viernes, 24 de mayo de 2019

La batalla de Glenshiel 1719.



Os traigo por aquí, un nuevo y magnífico trabajo del fotógrafo Jordi Bru.
 
En esta ocasión rescata un capítulo de nuestra historia bastante desconocido, donde después de la guerra de Sucesión, España vuelve a idear un plan para combatir a su bestia parda: Inglaterra. En esta ocasión en su propio terreno, de hecho es la última acción de guerra de un ejército extranjero en tierras británicas.
 
El plan original era del cardenal Alberoni y constaba de dos fases.
"En la primera, George Keith, décimo Conde Mariscal y simpatizante de la causa jacobita, se infiltraría en Escocia al mando de 300 soldados de infantería españoles con el fin de levantar a los clanes del oeste contra los ingleses y tomar alguna plaza fuerte. Esto no era en realidad más que una simple maniobra de distracción con el fin de que los ingleses llevaran más tropas y barcos hacia el norte, dejando menos protegido el sur de la isla.
Una vez conseguido esto, la flota principal de 27 naves y 7.000 hombres a las órdenes de James Buttler, duque de Ormonde, antiguo capitán general del ejército británico, exiliado en España, desembarcarían en el suroeste de Inglaterra o Gales, donde abundaban los simpatizantes jacobitas. Junto con las tropas locales que se les unieran, el gran ejército resultante se dirigiría hacia el este para asediar y tomar Londres, deponer a Jorge y dejar el gobierno en manos de Jacobo."
(Texto tomado de un artículo del coronel J. Antonio Crespo-Francés)
 
Finalmente, y debido de nuevo a las inclemencias del tiempo, la armada que debía de desembarcar en el sur es puesta fuera de combate y la pequeña expedición  en tierras escocesas es dejada a su suerte.
 
Dice la Wikipedia:

"Tras un mes de movimientos en la zona, los españoles se enteraron a primeros de junio de que los refuerzos de Ormonde nunca llegarían. A pesar de ello, decidieron llevar a cabo una última gran acción contra los ingleses, recabando el apoyo de algunos clanes escoceses hasta llegar a rondar los 1000 efectivos. Entre los que se sumaron estaban los hombres del héroe nacional escocés Robert Roy McGregor, más conocido como Rob Roy.
El día 5 partió de Inverness un ejército inglés con el fin de bloquear la marcha hispano-jacobita hacia la ciudad y acabar con la insurrección escocesa en la zona. Estaba al mando del general Joseph Wightman y se componía de 850 infantes, 120 dragones de caballería y cuatro baterías de morteros. Después de que el ejército contrario cruzara el río por el, desde entonces, llamado «Paso de los españoles» (Bealach-na-Spainnteach), ambos ejércitos se encontraron en las desoladas cañadas de Glenshiel, flanqueadas por las colinas Five Sisters. Los hispano-jacobitas contaban inicialmente con ventaja, pues los españoles habían ocupado la cima y el frente de una de las colinas (llamada hoy en día The Peak of the Spaniards, «El pico de los españoles»), mientras que sus aliados escoceses se apostaban a los lados y montaban algunas barricadas.
El primer choque fue relativamente adverso para Wightman, pero le sirvió para comprobar que los escoceses, a pesar de que componían más de dos tercios del ejército hispano-jacobita, eran el enemigo más débil debido a su peor organización. Por ello, mandó a la mayor parte de sus tropas atacar los flancos del enemigo, mientras los morteros disparaban contra todo el conjunto y mantenían a los españoles en sus posiciones. En ese momento, Rob Roy resultó gravemente herido y el clan McGregor abandonó la batalla para ponerle a salvo. Poco después, varios clanes más siguieron sus pasos y dejaron prácticamente solos a sus aliados extranjeros, que se retiraron hacia lo alto de la colina. A las 9 de la noche se rindieron, tres horas después del inicio del combate, mientras que los pocos escoceses que aún les acompañaban aprovecharon la niebla para huir y escapar así de una ejecución segura. El número de bajas mortales exactas se desconoce, pero no debió de ser de gran importancia. Según los historiadores británicos, éstas no superarían los 100 hombres muertos entre ambos bandos.
Los 274 españoles capturados fueron conducidos a Edimburgo, donde se reunieron con los que habían sido presos en Eilean Donan. En octubre las negociaciones entre España y Gran Bretaña permitieron su regreso a su país natal."
 
 

lunes, 28 de enero de 2019

Convocatoria campamento Parque de los Fueros. Bodas Isabel de Segura 2019




La niebla cubre el valle, oculta la senda, cala los huesos y embota el sentido. Un grupo de jinetes galopa contra el tiempo, contra el plazo dado y quién sabe si también contra su destino.

Uno de ellos aprieta el amuleto que lleva al cuello y recuerda aquellas palabras de su amada, pronunciadas hace cinco años:


Hoy no existen las lágrimas, ni las dudas, ni el cierzo frío
Hoy, no nos tapamos la cara ni el rostro ni los ojos
Y hoy, de repente, amor mío, todo toma sentido y todo lo pierde
La mujer que araña su rostro escribe tu nombre en el aíre, Diego,
y en la piel, que es una y son dos, y te digo para no olvidar, que mi amor
viajará contigo, desnudo como viaja el aíre, siempre desnudo.


Mi hermano, mi señor, toma este amuleto que parte de tu piel será
durante el largo tiempo que ya nos separa, el viento de mi amor será tu abrigo
en el camino y en la batalla, como una piel superpuesta irá contigo.

Diego, ya soy la mujer que espera, la mujer que te aguarda en el balcón
La mujer que recorre tu camino en un grito callado y contenido.
Ya soy, mi amor, la mujer que mira. Ya soy, mi amor, parte del silencio.

Vé y vuelve para que seamos pronto tilde de la nueva vida que despierta al león.

Ya soy, mi amor, la mujer que mira. Ya soy, mi amor, parte del silencio.

Acordaros de mí, mi único, mi Diego.
Venid pronto a mí, pues yo no podré ir a vos.


                 Venid pronto a mí, amor mío, pues yo no podré ir a vos…

 

(Basado en la poesía de  Teresa Agustín).

 

Un año más, y ya he perdido la cuenta de cuantos van, en Teruel se representará la leyenda de amor de Isabel y Diego. Tendremos la oportunidad de acompañarles en su viaje en el tiempo para recordar  y recrear sus desdichados amores. Su promesa y su drama.  

En el parque de los Fueros montaremos nuestros reales, para acompañar a todos los turolenses y a los visitantes que se acerquen esos días. Viviremos el siglo XIII, en ese 1.2017 donde el plazo cumplía para Diego de Marcilla. Todos los que queráis asistir  y compartir campamento y actividades, estáis invitados a hacerlo, poneros por favor en contacto con nuestro compañero Kruelus ET, o en el correo: fundacionbodascampamento@gmail.com



martes, 17 de abril de 2018

Convocatoria XII encuentro Castillo de Peracense 2.018


XII Encuentro de recreación medieval Castillo de Peracense 2.018.

 El castillo de Peracense, ha dejado de ser una tenencia, para pasar a depender de la comunidad de Daroca y la gestión directa del Justicia del Rey.
La ceca ilegal descubierta el año pasado, hizo caer en desgracia a la casa de Antillón, quien ha tenido que responder ante la justicia Real, siendo destituido de sus posesiones y recluido en una oscura y húmeda celda.
Decía Santiago apóstol, que la fe sin obras está muerta. El mismo día de su festividad, nos han llegado las nuevas de que, en el alma de Simón de Monfort, había tal afán de exterminio, que descuidó su seguridad. Cantaban las cigarras a sacrificio aquella mañana y el sol ardía en el cielo. Rojo de ira, subió a un mangual de recia madera y ordenó que lo aproximaran más a las murallas de Tolosa. Mientras increpaba a los peones su lentitud, una piedra lanzada desde las murallas, le quebró el cráneo y lo mató. Había sido una pedrera servida por las mujeres de la ciudad. Tras conocerse el suceso muchos gritos fueron los que se elevaron al cielo, proclamando exultantes que nuestro señor Pedro estaba vengado. Para los habitantes de la tierra de Oc, Monfort había sido un cuervo, para Roma un águila y su brazo ejecutor. La noticia de su muerte, fue como la llamada al juicio final, entre los vasallos medrosos cundió la zozobra y se desató en temor de que el Papa Honorio enviase a los cruzados contra Aragón y Cataluña. Los cobardes inculparon al procurador don Sancho de Haberlos comprometidos. Hasta el castillo roquero, llegarán las confabulaciones de los nobles desleales y las ambiciones de reyes y Papas. Un Jaime I de diez años, aún tendrá que pasar por duras pruebas para mantener su reinado.
-----------------------------------------------------------------------------------
Esta es la situación que nos encontraremos este año en el castillo de Peracense: Un castillo sin tenente, celebraciones por la muerte del regicida, desmedidas ambiciones de nobles avariciosos, lealtades, intrigas... y todo en el marco extraordinario de un castillo enclavado en la roca rodena.
Como siempre tendrá lugar en el primer fin de semana de agosto, aunque miembros de Fidelis, estarán desde el mismo jueves. Oficialmente son los días 2, 3 y 4 de agosto.
Hemos pensado en 75 plazas para dicho encuentro.
Os animamos a inscribiros y solicitar la participación contactando con nuestro compañeros Kruelus ET, por medio del correo: peracensesigloxiii@gmail.com
Las comidas serán organizadas por Fidelis con la colaboración y asesoramiento del antiguo equipo de Bastimento y se subvencionará por la organización, el 50% de la comida y cena del sábado y la cena del domingo, así como el agua de todo el evento.
El año pasado, como en todas las ediciones, sacamos en la puesta en común una serie de ideas e iniciativas que tenemos idea de ir implementando.
Se habló de la necesidad de actualización del código Peracense a lo largo del año. También de la participación más a activa de los asistentes en toda la trama y en las representaciones. Más ejercicios militares y mayor cuidado de la burbuja temporal, traducida en la eliminación de todo elementos anacrónico y disonante.
Haremos especial hincapié en el cuidado de las mesas, manteles, vajilla histórica. Debemos desterrar definitivamente los vasos de la cuajada.
Dado que las plazas no son muchas os rogaríamos la mayor celeridad en la inscripción, teniendo en cuenta que se priorizará el orden de la misma, así como la veteranía en el evento.
Para aquellos grupos y personas que quieran participar en las diferentes tramas o desarrollar una actividad, representación o cualquier otra cosa, a lo largo del fin de semana, hacernos llegar vuestra inquietud, indicándonos en que os gustaría participar o hacer y en qué medida. De esta manera podremos ir repartiendo papeles, actividades, roles y conseguir entre todos una recreación medieval, rigurosa, de calidad y a la vez divertida e inolvidable.
Os esperamos!!

miércoles, 17 de enero de 2018

Invitación Bodas de Isabel 2018



Ella espera. solo el cierzo ha llegado primero. Ese viento que baja desde el norte cortando la claridad del día en finísimas laminas. El cierzo se entromete y mueve con la fuerza de dos pasos la vida cotidiana, la cambia de lugar, inclina la mirada y mueve los sentidos, apenas los árboles aguantan la embestida, lienzos de muralla que resisten en sus grietas, hablando con susurros repetidos de fantasmas. Ella se refugia en su larga capa de fieltro rojo, una bufanda de armiños ondea elegante, prolongación perfecta de su cuello. Ella mantiene la mirada entre las lagrimas del frío, fija en la ligera cuesta que sube desde la puerta de Daroca. Espera, junto a su sombra, que también resiste la cierzada. Espera y recuerda el abrazo que le falta, los besos que son huellas, el silencio de entenderse con los gestos. Espera y recuerda. Espera porque sabe que vendrá. El amor y su promesa es lo único que les queda. Mira la torre. Y sabe que está y sonríe.
Un año más Fidelis Regi y la Fundación de las Bodas, os invitan a vivir en primera persona, la hermosa y a la vez trágica historia de estos dos jóvenes enamorados. Teruel y toda su gente se echa a la calle, un año más, para celebrar y recordar aquellos hechos legendarios.
Montaremos campamento en el parque de los Fueros, participaremos en las diferentes actividades y desfiles, entrada de Diego, entierro y demás y disfrutaremos del bullicio de lo esponsales más famosos del Teruel medieval. Tendréis leña y sitio para cocinar y un pabellón para poder dormir calentitos, además de participar en las diferentes actividades que tenemos programadas.
Para comunicar vuestra participación podéis hacerlo directamente en el perfil de Kruelus ET, o bien por el correo fundacionbodascampamento@gmail.com
Debido a la tardanza en publicar esta invitación os rogaríamos, la mayor de las premuras en contestar, para que los días 16, 17 y 18 de febrero podamos compartir las andanzas de Isabel y Diego.
Esta introducción a la convocatoria para el campamento del parque de los Fueros se basa en el poema de David Mayor, titulado: La Torre del Trovador y publicado recientemente en el libro: Amantes. 88 poetas aragoneses.

martes, 13 de junio de 2017

LA AMBICIÓN DE ANTILLÓN.

 
Los próximos días 4 al 6 de agosto, tendrá lugar el XI Encuentro de Recreación Castillo de Peracense, os traigo por aquí la convocatoria y la presentación de esta edición:

La ambición de Antillón.

 
 Resuena por el valle del Jiloca un golpeteo cadencioso, rítmico, un golpe metálico y seco. Su sonido se puede escuchar en los mercados de las poblaciones más relevantes de la comarca de Daroca, se deja oír en los salones de las casas más principales y en los pabellones de los trantantes y comerciantes. Ese sonido llega lejos, se sirve de las voces de los peregrinos, de los susurros de las ayas, de la lengua del viento. Y viaja, lejos, muy lejos, a través de valles y montañas, de villas y llanuras, a través de muros de piedra y tejados de paja, de castillos y atalayas y un día, llega a los patios de la corte, donde un muy joven Jaime I apenas se ha instalado en el trono tras escapar de Monzón.

Debido a su tierna edad, quién reina realmente es su tío abuelo Sancho Raimundez, a modo de regencia, que a su vez tiene el consejo y ayuda de notables del reino y a él le llegan esos rumores de sonidos metálicos en la Extremadura aragonesa.

El de Antillón lleva un año tranquilo, la tenencia del castillo de Peracense no le produce quebraderos de cabeza. El reino está más centrado en temas de estado y en la consolidación de niño rey, que en las cabalgadas hacia el levante, con lo que goza de una relativa calma. Dicen que en las mentes ociosas el diablo teje, quizás es éste el que ha plantado la semilla de la avaricia en el pensamiento del tenente y de un tiempo a esta parte se dedica a una actividad que entiende más lucrativa que la tutela de un castillo.
 
El Rey es el único que tiene potestad para acuñar moneda y aquel o aquellos que lo hagan sin contar con la autorización real, son traidores a la corona. Bien sabe el regente que algunos nobles están confabulando contra el derecho de natura del joven Jaime, bien pudiera ser esto el germen de una rebelión a mayor escala. Lo sea o no, la autoridad real no puede consentir un desmán de este tamaño. Hay que confirmar o desmentir esos rumores y de ser ciertos hay que poner remedio y adoptar las medidas necesarias para encauzar la situación.

Hasta aquellas tierras habrá que enviar a gente del Consejo, que confirmen o no la veracidad de la traición. De confirmarse, encontrar a sus autores y castigarles con la mayor severidad posible. Para ello, la misión, ha de encomendarse a alguien conocedor de aquellas tierras y que en tantas ocasiones ha demostrado su buen juicio, su sabiduría y su compromiso con el joven Rey.
 
...
 De nuevo este año el castillo roquero desplegará una ingente actividad para recrear dentro de sus muros el comienzo del siglo XIII aragonés. Aparentemente un año tranquilo, pero que el tenente va a complicar con esa actividad tan lucrativa como ilegal, que de llegar a conocimiento de la Corona, puede complicarle seriamente la existencia. 

  Acompañarnos otro año más (once), seréis bienvenidos y entre todos dotaremos de vida y actividad esta fortaleza bermeja. Jugaremos, reiremos, nos pondremos en la piel de los habitantes de esta tierra de frontera y hasta puede que combatamos en uno u otro bando, defendiendo en cada caso lo que el derecho nos demanda.

  En breve os iremos haciendo llegar la convocatoria a dichas jornadas y si no fuera así, os invitamos a que nos hagáis llegar vuestra intención de participar, pues se nos puede pasar o puede que nos tengamos contacto con vosotros por ser un grupo de reciente creación o no coincidir geográficamente o en eventos anteriores. Para ello, recordaros los mínimos del código Peracense y facilitaros el correo: peracensesigloxiii@gmail.com   para que nos podáis enviar por aquí vuestra inscripción, que valoraremos y tendremos en cuenta. Además pondremos en facebook también un cuestionario para la misma.