sábado, 13 de marzo de 2010

La Pena Negra.

Programa de Televisión Aragón, "Detrás de mi cámara":


El programa ha despertado diferentes sensibilidades, y se han vertido multiples opiniones y reflexiones, incluso un grupo del facebook, en el que me incluyo.

http://abriendocaminos-enrique.blogspot.com/2010/03/cutrebodas-de-isabel-un-motivo-para-la.html

.
No quiero dar mi opinión, es mía y conmigo quedará, pero no anda muy lejos de las expresadas en otros blogs o comentarios, pasaré al terreno objetivo, cuantificable (dentro de lo posible...)
El programa, evidentemente e innegablemente, está hecho con muy mala leche, ejemplos hay muchos, por ejemplo en la pipa de agua del campamento el reportero preguntaba de una manera completamente capciosa, quería que se le respondiera que se fumaban sustancias alucinógenas, ilegals o alguna cosa por el estilo, pero no, era tabaco de manzana, que pena, pero el tío metió los dedos en la boca.
Actitud repetida hasta la saciedad y que sacaba lo peor, se puede ver por todo el programa.
El montaje, deleznable, se ha cortado y pegado, dando una imagen que a todos los que vivimos las fiesta de una manera no nos ha gustado.
Pero también como he leído por ahí, "en un río donde no hay peces, no se saca ninguno".
Puede ser un buen momento para reflexionar.
En Teruel es imposible controlar la asistencia del público en general, siempre van a encontrarse notas anacrónicas, disonantes o llamativas. El volumen es tal y la fiesta tan abierta (y es bueno que lo sea), que no se puede "poner puertas al campo".
Aquí tenemos la prueba arqueológica:


Un personaje perfectamente caracterizado, del divertido e incombustible Jack Sparrow, genial la caracterización, además estaba en su papel, con ese punto de canalla entrañable.

Yo no pude por menos que acercarme, hacerme una foto con el Capitán de la Perla Negra, la pena, La Pena Negra, es que no era ni el momento ni el lugar.

Este era el mejor, pero vi de todo, mosqueteros, principes deBekelar, bárbaros, de todo. Y Teruel no es un carnaval, ni un macro botellón.

Por eso, porque aún haciendo todo lo posible, se van a colar piratas, borrachos, poligoneros, romanos y de todo, lo que es una auténtica aberración es que desde elementos activos de la fiesta no se le de la importancia a la seriedad y a la calidad, que se le debe dar.

El banderín de enganche no puede ser:

TABERNERAAAAAAAAA, TRAE CERVEZAAAASSSS

Y una rubia tetona ilustrado semejante majadería. Eso para los majaderos.

Para el resto de personas que construimos año a año la fiesta de los amantes, tenemos que tener clara la línea a seguir, el valor del rigor, de la recuperación de la historia, el cachondeo, las cervezas, vendrán, seguro, pero no pueden ser el referente de la fiesta.

¡Hay tantas cosas que se pueden hacer dentro de esta fiesta!

Es tan rica, tan diversa, que es un diamante en bruto al que le quedan por tallar muchas caras.

Pero desde luego, si lo emprendemos a martillazos, sin ton ni son, no conseguiremos tallarlo, ni pulirlo, sino destruirlo y enegrecerlo, como ya han conseguido otros con otras fiestas, que de eterna promesa, pasaron a permanente decepción.

La línea de actuación de la Fundación me ha parecido siempre la correcta. Actuando no en el conjunto, labor titánica y estéril, sino es actuaciones acotadas, como el campamento medieval, la representación de la leyenda, la animación de calle, la involucración con otros grupos de la fiesta, etc. También la Federación lucha por una mejora contínua. Y también se encuentra, como es normal con grupos perfectamente concienciados y haciendo una labor extraordinaria y grupos de amigos, que simplemente se reunen a compartir un rico asado y un más rico vino, lo cual tampoco está nada mal, todo suma.

La fiesta es de todos, pero desde las mentes pensantes la línea estrategica debe estar bien definida, bien trabajada, bien coordinada y con actuaciones acotadas, concretas, ponderables y manejables. El resto, lo que se escapa, adios...no es la esencia, ni lo imprescindible, se le podrán achicar espacios, pero siempre estará, es una verdad insolayable

Lo que si se puede y debe hacerse, es transmitir una imágen más seria del conjunto de la fiesta, más culta, más instruida, pero sin "soplapoyeces", ni fuegos fatuos, no decir sino hacer, como ya algunos llevamos haciendo unos cuantos años.

Este año, sí que ha supuesto un auténtico catalizador de voluntades, la relación y la colaboración entre la Federación, La Fundación, y en nuestro humilde apartado, Fidelis Regi.

Este año, por fin hemos sentido como todos tirábamos del carro y además en la misma dirección.

Eso es bueno, muy bueno, porque con esa actitud, ¿dónde está el límite?...Sólo donde queramos o sepamos ponerlo, de nosotros dependerá.

Y luego que vengan periodistas, reporteros, funambulistas del micrófono y que cuenten su verdad, la de su línea editorial, la del Sunsu Corda, o la que quieran, pero en Teruel habrá una fiesta medieval, diferente de las demás, con trabajo, con rigor, con nuestra preciosa leyenda de los amantes, con nuestras voluntades y lo que también es muy importante, con mucho recorrido y muchas cosas por hacer...con FUTURO y con su presente.

2 comentarios:

Lacedemonia dijo...

Otra oración a la que digo AMÉN. Y lo bueno es eso, que haya quien se vaya dando cuenta (no me cabe duda que la Federación también lo hace, así como la Fundación), y sobre todo que pueda llegarse a retomar el control para que no se escape de las manos.
Yo, siempre desde fuera y como síntesis de lo dicho por ahí, pienso que la Federación debe aprovechar el potencial de los grupos realmente implicados, que los hay, y mucho, así como implicar a los demás y corregir a quienes "vaquillean" Las Bodas; y que la Fundación debe revitalizar el protagonismo de la obra central y buscar caminos complementarios.
En cuanto al campamento recreacionista, ya lo he dicho muchas veces: es una de las joyas de esa fiesta, así como un modelo de planteamiento organizativo, y como tal debe cuidarse y potenciarse.

Herodoto dijo...

Ayer hablé con Marian Pueo y le comenté la polémica generada con este vídeo. Me dijo que habían tenido incluso una reunión con el responsable del programa, que había pedido disculpas por la imagen que de Teruel se había dado en "Detrás de mi cámara". Pero el problema de base sigue siendo el mismo: la cámara no grabó nada que no se estuviera desarrollando ante su objetivo... Espero, el menos que la gente empiece a ser consciente de ello y asuma su parte de culpa...