viernes, 20 de marzo de 2015

Flechas seguras para las batallas.

 
Esta pasada edición de Las Bodas de Isabel de Segura, un grupo nutrido de arqueros, lanzaron su flechas contra una formación de infantes que se protegían de las andanadas con sus escudos.
Una de las flechas se coló y me dio al lado de la rodilla. Estuvo doliéndome más de tres semanas, y en el momento me dejó algo amargado. La flecha se coló por la parte de abajo del escudo, rasando.
La seguridad con las flechas no es ninguna broma, esa flecha estaba hecha exactamente como indicamos en el tutorial que recomendamos, y aún así el impacto, a más de 20 metros me dejó amargado. Imaginaros un impacto en la cara o en el ojo.
El que una flecha llegue al lugar correcto, depende en mucho del material, del arco, de la distancia de tiro y las circunstancias del mismo y por supuesto de la pericia del arquero, y aún así, hay flechas que se "cuelan" en el muro de escudos.
 Ponerse delante de una andanada de flechas tampoco puede hacerse sin protección y sin algo de sentido común, y aún así, siempre se "cuela" alguna flecha. Menos mal que siempre sin incidencias graves, y que se pasan por sí solas con el tiempo.
Pero el riesgo está ahí. La capacidad de hacer daño también está ahí.
Seguimos defendiendo la forma que marca ese tutorial de hacer las flechas, aunque también hemos determinado que la superficie de impacto la vamos a agrandar y poner algún material en la punta aún más blando, tipo foam o similar. De cara a que haya una mayor disipación de la energía y disminución de la presión en el golpeo de la flecha.
Como siempre se aprende, este año hemos tenido ocasión de aprender algo nuevo.
El día de la batalla se acercaron por allí unos arqueros que querían participar en la misma. Traían sus propias flechas de impacto. Tras la revisión de las mismas, la persona que era responsable de la arquería en la batalla las desestimó y puso a disposición de estos arqueros flechas de las nuestras.
Se desestimaron por que no las conocíamos, y no las habíamos testado, desconociendo su comportamiento en vuelo, y el posible daño que causaran. Ante el desconocimiento y la duda, se decidió que se tiraran el tipo de flecha de impacto ya conocido. No es la primera vez que en la batalla de Teruel se han desestimado flechas para la batalla, por una construcción de las mismas que no ofrecía garantías de seguridad.
Los arqueros acataron sin ningún problema la decisión de la organización, desestimaron sus flechas y tiraron con las que se les proporcionó. Perfecta actitud y comportamiento, que facilita el correcto desarrollo de este tipo de actividades.
Días después de finalizadas Las Bodas, una de estas personas, tuvo la amabilidad de mandarnos un mail para llamarnos la atención sobre las flechas que llevaron y que les fueron vendidas con todos los parabienes de la seguridad y de las cuales, como comentaba; desconocíamos su comportamiento.
Así pues nos pusimos en contacto con su proveedor , que no era otro que Time Seller, empresa que para nosotros es de reconocida solvencia y seriedad y le comentamos el caso. Efectivamente el tipo de flechas que habían traído a Teruel eran éstas. Diseñadas por un ingeniero, etc.
 
 
Muy amablemente se ofreció a enviarnos algunas de estas flechas para su testeo y comprobar su idoneidad o no en las batallas que organizara Fidelis Regi, bien en Teruel, en Peracense o en otros sitios que se terciara.
Una vez tuvimos las flechas las probamos de todas las maneras posibles. Jugamos con las distancias, con tiro tenso y parabólico, contra dianas de foam, contra escudos y hasta contra una persona, ya os podéis imaginar quien se prestó voluntario a la prueba. No hay nada mejor que conocer las cosas de primera mano.
 
video
 
Finalmente llegamos a la conclusión que son completamente seguras, más incluso que las del tutorial que seguimos. Ahora bien, contraindicadas para tiro con arcos de potencias de más de 35 libras o largas distancias, ya que la flecha es muy "cabezona" y no llega al lugar donde se apunta. Precisar el tiro a distancia prácticamente imposible. Pero completamente seguras. Estas diseñadas para soft combat y se tiran desde cerca, para eso son perfectas. Las llevaré a Alcañiz, por si alguien quisiera probarlas también.
Como he dicho por nuestra parte y a partir de ahora esas flechas tendrán entrada en nuestras batallas, el que las utiliza ya sabe las limitaciones de las mismas, ya que son certeras y seguras a corta distancia y con arcos de menos de 35 libras, pero a media/larga distancia y con arcos de más de 35 libras, no son certeras, sí seguras.
 
 
En cualquier caso agradecidos a Time Seller que nos ha permitido hacer la prueba y a estas personas que han puesto en duda nuestro criterio y que gracias a ellos hemos ampliado, con una nueva variedad de flechas, a parte de incentivarnos para mejorar las nuestras.
Queda aún mucha tela que cortar en arquería, debates que están pendientes. Como el uso o no de arcos de más de 35 libras en las algaradas. Si el tiro tenso es fiable y el parabólico no. Que si tiene o no sentido el tirar a media tensión, y en fin alguna cosilla más.
Seguimos aprendiendo.
 
 

lunes, 16 de marzo de 2015

Ad Montem Festinamus (II)



 
 
 

Traigo por aquí una iniciativa, que esta año cumplirá su tercera edición, y es algo así como hacer campismo, que en mi época de monitor de campamentos, nos reíamos y decíamos que era salir al campo con optimismo. Campismo, pero recreacionista. Una peregrinación como serían en su día, con su calzado histórico, sus zurrones y nada de goretex y cosas modernas.
Estas fotos y video, corresponden al año pasado. Peregrinación a la ermita San Urbez de Nocito, el pasado 16 de noviembre de 2014.
Para mayo seguramente, está prevista una nueva nueva andada. Si os animáis, se irá informando por el Facebook de Fidelis Regi.
 


A  mi particularmente no me gusta distinguir entre recreación civil o militar, no le encuentro sentido. Un recreacionista debe de serlo de manera integral, y habrá momentos donde representarán un personaje, o una escena civil y otras militar. Lo que está claro es que no todos los encuentros y recreaciones deben de girar alrededor de un hecho de armas, aunque si en su día era la espina dorsal de la sociedad y lo que vertebraba las diferentes clases, es imposible obviarlo. Y no sólo imposible, si no erróneo y hasta ridículo. Lo que tampoco se puede hacer es estar todo el día vestido con la loriga, ya sea para tomar un baño, para acudir a una boda, o para participar en una algarada, cada cosa tiene su momento, su equipación y su aquel.
Pero no me enrollo más en este tema que tampoco va a ningún sitio.
Este año, de nuevo Ad Montem Festinamus, animaros.


lunes, 9 de marzo de 2015

Taller de tocados.


En la pasada edición de las Bodas de Isabel y dentro del campamento de recreación medieval, instalado en el Parque de los Fueros, pudimos disfrutar de un taller de tocados.
Taller planteado y llevado a cabo de manera extraordinaria por las Dames de Salerm. Podéis saber más de ellas en este enlace.
Os dejo por aquí una serie de fotografías de dicho taller, donde se explico cómo realizar el tocado de la dama y la explicación del status de la misma, en función de cómo llevaba el pelo.
Lo dicho muy interesante, aleccionador y muy agradecidos por llevarlo a cabo.





viernes, 6 de marzo de 2015

Parejas increibles Bodas Isabel 2015.

Todos los años, nos hacemos eco de fotografías, que algunos miembros de Fidelis se hacen con personajes que se acercan a las Bodas de Isabel de Segura, caracterizados de manera peculiar y no muy acorde al siglo XIII en la villa de Teruel.
Traigo por aquí los de esta edición.
Nuestro compañero Luis se encontró a los hombres de Gondor. Una épica foto, estamos seguros que Rohan responderá.
 


Después nuestro amigo David, con unos galenos especializados en la peste.



Y aquí José Antonio con dos simpáticos personajes, que pulularon todo el fin de semana por Las Bodas. Y de los que entiendo que tendremos noticias más pronto o más tarde.